Mario Rozas deja alto mando de Carabineros con la “admiración y gratitud” de Piñera

Si bien, el mandatario sostuvo que el uniformado presentó su renuncia, su salida se produce tras los hechos ocurridos en Talcahuano este jueves, donde dos niños pertenecientes a una residencia del Sename fueron baleados en medio de un procedimiento al interior del recinto. 

 

“Tengo el mayor aprecio, admiración y gratitud por la labor que ha cumplido el general Rozas, una vida entera dedicada al servicio de Carabineros”, dijo el presidente Sebastián Piñera, tras dar a conocer desde La Moneda, la renuncia de Mario Rozas como general director de Carabineros.

La salida del uniformado se produce tras los hechos ocurridos en Talcahuano este jueves 18 de noviembre, donde en medio de un procedimiento donde participó la policía, dos niños residentes del Sename fueron baleados.

El mandatario hizo alusión a lo ocurrido, y envió condolencias a las “personas accidentadas”, refiriéndose a los niños y a personal de Carabineros.

La renuncia a Rozas fue exigida tras el estallido social y los diversos informes de organismos internacionales que advirtieron de violaciones a los derechos humanos durante las manifestaciones y posteriores detenciones, incluyendo a las personas que resultaron con daño ocular, además de quienes fueron abusados sexualmente y sometidos a apremios ilegítimos.

Sin embargo, el gobierno respaldó su figura y a la institución, continuando en el cargo hasta el caso Pío Nono, donde nuevamente fue cuestionado. Sin embargo, a pesar de este hecho y con la renuncia del ministro del Interior Víctor Pérez y la asunción de Rodrigo Delgado, Rozas fue ratificado en el mando, hasta hoy, que fue relevado en su cargo, asumiendo el general Ricardo Yáñez.

 

Deja un comentario