Identifican restos de uno de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa derrumbando “verdad histórica” del gobierno

El hallazgo fue realizado en un lugar conocido como Barranca de la Carnicería, lejos del Basurero de Cocula,  lugar donde el gobierno del entonces presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguraba que un grupo de criminales los habían asesinado y luego incinerado sus restos, después de sindicarlos como integrantes de una banda rival. Esta versión fue rechazada por familiares, quienes han exigido conocer el paradero de los jóvenes o que se pruebe científicamente que están muertos. 

En la Barranca de la Carnicería, sector del municipio de Cocula en México, fueron encontrados parte de los restos de Christian Alfonso Rodríguez, de la Unidad para el caso Ayotzinapa de la FGR, Omar Gómez Trejo, uno de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa la noche del 26 de septiembre de 2014. Según informó el titular de la Unidad para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo,  de la Fiscalía General de la República (FGR), se logró identificar una “extremidad inferior” del joven,  pero su hallazgo se produjo lejos del basurero donde según la cuestionada versión oficial del gobierno se aseguraba que habían sido quemados.

Este hecho hizo que la investigación diera un vuelco, pues en ese entonces, la administración del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, sostuvo que los estudiantes de la Escuela Normal Rural “Isidro Burgos”, de la localidad de Ayotzinapa, fueron detenidos por policías corruptos en el municipio de Iguala, del estado de Guerrero, cuando se dirigían a una manifestación y fueron acusados de tomar por la fuerza cuatro autobuses.

Si bien, algunos fueron liberados, otros 43 se repostaron como desaparecidos. En una primera investigación se había zanjado que los jóvenes fueron entregados a criminales, quienes los habrían asesinado e incinerado sus restos en un basural, sindicándolos como parte de una facción rival. Este hecho fue calificado por el entonces fiscal Jesús Murillo Karam: “verdad histórica”, aunque las evidencias forences habían sido calificadas como insuficientes.

Con la identificación de Christian Alfonso Rodríguez, el fiscal Trejo, confirmó que la nueva evidencia echa abajo la“verdad histórica”.  La misma que fue rechazada por familiares, quienes han exigido conocer el paradero de los jóvenes o que se pruebe científicamente que están muertos.

“Este lugar no es el Basurero de Cocula, ya que la Barranca se encuentra a más de 800 metros de distancia de donde se crea la narrativa de la ‘verdad histórica'”, replicó. 

Los restos humanos fueron analizados por el Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck y también fueron analizados por el Equipo Argentino de Antropología Forense, “concluyendo de forma coincidente”.

Así, el joven identificado se suma a otros dos estudiantes que habían sido hallados durante la investigación del gobierno anterior:  Alexander Mora y Jhosivani Guerrero.

 

Deja un comentario