[GALERÍA] Artistas porteños conmemoraron con manifestación a los “muertos asesinados por el Estado”

La intervención se llevó a cabo en lugares emblemáticos de Valparaíso tales como El Mercurio, la Plaza Aníbal Pinto y la Plaza Sotomayor. El gestor de la iniciativa aseguró que fue “un acto real, no un espectáculo, que se mezcla con la estéticas del arte y el desafío fue situarse en un entorno de caos”.

POR: Andrea Córdova

FOTOS: Andrea Córdova 

Con el propósito de generar conciencia sobre el contexto histórico que vive el país y en especial Valparaíso, artistas porteños organizaron una manifestación en la vía pública con el motivo de conmemorar a los “muertos asesinados por el Estado” durante este periodo y los últimos años.

La manifestación -que se llevó a cabo el pasado jueves 31 de octubre en el centro de la ciudad, donde El Mercurio, la Plaza Aníbal Pinto y la Plaza Sotomayor fueron los puntos claves- se enmarcó en una marcha convocada por distintas colectividades.


Los y las autoras de esta muestra conversaron con nuestro medio, pero pidieron resguardar sus identidades por temas de seguridad.

Uno de los organizadores contó que “la idea nació desde la necesidad simultánea de varios artistas de activar sus cuerpos desde nuestros oficios con respecto a esta contingencia brutal”.

El gestor dijo que la convocatoria “fue muy hermosa, ya que se hizo desde el boca a boca porque estas instancias despiertan en nosotros una disposición que en la normalidad, que intentan imponernos, no existe puesto que estamos presos del deber ser con este sistema”.

También sostuvo que el montaje fue realizado en dos días y “desde la precariedad porque sabemos trabajar desde lo que tenemos, sin recursos y con espíritu de comunidad”.

Trabajo creativo

Según contó una de las directoras, el trabajo creativo se dio a través de una investigación colectiva, pero “desde las bases que en este caso son dadas por el contexto que estamos viviendo. Luego se plantean imágenes que nacen desde las necesidades individuales de los que participamos aquí para que se complementen con la información que el resto entrega y con eso vamos armando”.

La artista indicó que lo interesante del montaje es que “es un collage de otras propuestas escénicas que nacieron en Valparaíso en un ámbito disidente de la cultura y que convergieron en esta marcha que es un acto real, no un espectáculo, que se mezcla con la estéticas del arte y el desafío fue situarse en un entorno de caos”.

La creadora explicó que “lo más importante es que apelamos a la resignificación del tejido social y comunitario. Somos más de 70 personas las que trabajamos en este proyecto, que hace tres días no nos conocíamos, pero nos organizamos por un teatro de urgencia y de emergencia que brota desde la trinchera, desde la desmitificación de la violencia como una forma de autodefensa y desde la resistencia”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.



Deja un comentario