Grupo se adjudicó bombazo en Huechuraba: “No buscamos dañar o herir a cualquier persona”

A través de una declaración pública el grupo “Cómplices Sediciosos / Fracción por la Venganza”, aseguró que el artefacto explosivo enviado al ex ministro Rodrigo Hinzpeter, y al mayor de Carabineros, Manuel Guzmán fueron fabricados con “pólvora negra y dinamita”.

(Foto: prensa presidencia)

El grupo anarquista “Cómplices Sediciosos / Fracción por la Venganza” se adjudicó el envío de los paquetes bomba contra Rodrigo Hinzpeter, y el Mayor de Carabineros, Manuel Guzmán de la 54 comisaria de Huechuraba.

Según aseguraron a través de un comunicado, publicado por el portal Contra Info, los involucrados reivindicaron el hecho ocurrido el pasado 25 de julio, asegurando que se trató de artefactos fabricados con “pólvora negra y dinamita”.

“Tomamos todas las medidas de seguridad necesarias para que los artefactos estallaran únicamente en las manos de las personas objetivos de nuestra acción”, sostuvieron

“Nuestros enemigos son claros, no nos interesa ni buscamos dañar o herir a cualquier persona. Aun cuando sabemos que todos somos parte del funcionamiento del dominio, reconocemos que existen grados de responsabilidad y los destinatarios de nuestros envíos explosivos cuentan con un papel determinante tanto en la gestión y acumulación del capital como en el control y la represión estatal”.

Son ellos los que toman decisiones fundamentales en el fortalecimiento de la opresión. De eso no hay duda, y es por esas opciones que los atacamos en sus lugares de operación. Rodrigo Hinzpeter, ministro del interior del anterior gobierno de Sebastián Piñera, encargado de desatar la represión a comunidades mapuche en lucha, a entornos anarquistas y a sectores estudiantiles movilizados y radicalizados en el fragor de la lucha callejera”, continuaron.

Además, acusan que el “ex ministro del Interior carga con los cadáveres de Manuel Gutierrez, los 81 presos de la cárcel San Miguel y los heridos de las revueltas de Aysen y Freirina. Actualmente cuenta con un puesto directivo en el grupo Quiñenco perteneciente al infame grupo Luksic cuyos tentáculos se expanden en cada vez más ámbitos desde bancos hasta canales de televisión, transformando nuestras vidas en mercancía y valor transable“.

En cuanto a Manuel Guzmán, mayor de carabineros de la 54 comisaria de Huechuraba, justificaron la acción, asegurando que fue el “encargado de reprimir y controlar el territorio donde en el año 1998 sus antiguos colegas asesinaron a la compañera anarquista Claudia Lopéz durante los enfrentamientos callejeros de septiembre”.

“Los vemos aparecer con una bravuconería absurda ocupando militarmente espacios de combates actuales, como son los liceos. Ya lo intentan en poblaciones o escenarios de enfrentamiento callejeros refugiándose en sus leyes. Pero las ansias de libertad desbordan con fuego cualquier obediencia a la autoridad y su orden.La sociedad policiaca y carcelaria es una realidad. Cualquier acción en su contra es completamente válida”, añadieron.

Por otro lado, aseguraron que los dos ataques son un “acto de venganza y guerra contra individuos específicos que sostienen y dirigen este mundo” y argumentaron que “respondemos mediante la acción violenta anárquica que se enmarca y es un aporte a la nueva guerrilla urbana.Con estos actos retomamos una herramienta histórica de la confrontación anarquista que ha sido utilizada por diferentes compañeros y grupos en otros lugares y épocas”.

Además, señalaron saber “que el Poder no caerá con estos ataques, pero no por eso nos quedaremos de brazos cruzados. Golpeamos porque no contemplamos la pasividad ciudadana en nuestras vidas. Nos alejamos de las estructuras formales de combate para tomar en nuestras manos, reunidas en afinidad, el placer del ataque”.

Al finalizar el comunicado, también hicieron referencia “Juan Aliste, Marcelo Villarroel, Juan Flores, Joaquín García, Sol Vergara y a los prisioneros de las cárceles de Italia, Grecia y Rusia. No los olvidamos”.

Deja un comentario