Crónica del silencio: conmemoran tres años desde el asesinato de la joven lesbiana Nicole Saavedra

El caso sigue sin resolverse y hasta hoy los secuestradores de la joven oriunda de El Melón continúan en libertad.  Quienes han apoyado el proceso exigen que este tipo de asesinato sea considerado un crimen de odio por “lesbicidio” y así “se reconozcan como figuras agravantes las violaciones correctivas, secuestros y torturas hacia identidades disidentes”. 

Por: Jimena Améstica

Tres años se cumplieron este martes desde el secuestro, tortura y asesinato de Nicole Saavedra Bahamondes,  joven lesbiana oriunda de la comuna de El Melón, en la Región de Valparaíso que desapareció un 18 de junio de 2016, después de ir a una fiesta en Quillota. Su cuerpo sin vida fue encontrado por un trabajador en El Embalse Los Aromos de Limache, siete días después de que se perdiera su rastro.

Hasta hoy sus cercanos continúan buscando justicia, realizando diversas diligencias con el fin de que el Ministerio Público encuentre al responsable de uno de los crímenes más impactantes de los últimos años. Por lo mismo, emitieron una declaración pública, donde se refieren a la conmemoración, insistiendo en que el tiempo transcurrido ha estado marcado por “constantes negligencias, silencios e impunidad”.

“Claro está que el ser camiona, lesbiana visible y fuera de la heteronorma, no es un hecho que pasa desapercibido en una localidad como esta, en donde el capitalismo y el patriarcado son avales de las doctrinas latifundistas de este tipo de pueblos, sumergidos en los dogmas eclesiásticos y del Estado”, insistieron.

Incluso, advirtieron que cuando la joven asumió públicamente ser lesbiana debió afrontarse a una “continua violencia”. “Su visibilidad enojó y asustó al macho opresor, quien la intentó corregir en diversas individualidades: la insultó, golpeó e incluso amenazó con ´hacerla mujer´, y también matarla, la disidencia de Nicole incomodaba: ella no estaba disponible para él”.

NOTICIA RELACIONADA: Manifestantes se toman la Fiscalía de Quillota para exigir justicia por Nicole Saavedra

NOTICIA RELACIONADA: [EXCLUSIVO] El violento desalojo de mujeres que se tomaron la fiscalía de Quillota por Nicole Saavedra

NOTICIA RELACIONADA: [GALERÍA]”Sin justicia no hay orgullo”: marcha se toma Quillota y exige aclarar lesbicidio de Nicole Saavedra

LAS HORAS PASARON

El 18 de junio de 2016, después de una fiesta en Quillota, Nicole esperaba locomoción. A las siete de la mañana le avisó a su madre que iba camino a casa y que la esperara con la tetera puesta. Pero las horas pasaron y Nicole no contestó su teléfono.  El miedo y la angustia de la familia al no tener noticias se sumó a las amenazas que había recibido anteriormente, haciéndolos pensar que algo malo había ocurrido.

Ese mismo día interpusieron una denuncia en Carabineros por presunta desgracia. Sin embargo, hoy acusan que su búsqueda se activó días después.

“La búsqueda recién inicia el 22 de junio. ¿Por qué Carabineros no inicia una búsqueda inmediata? ¿Las amenazas de muerte, las golpizas vividas anteriormente, no eran suficientes para temer por su vida? ¿Qué hacían las policías mientras Nicole estaba en manos de sus secuestradores? Sólo su familia y amigues la buscaron por plazas de Quillota, con afiches, recorriendo los lugares frecuentados por ella”, relataron.

El 25 de junio el cuerpo de Nicole fue encontrado, pero no por la policía. “Estaba maniatada y torturada, con una data de muerte de 30 horas. Y no fueron las Instituciones quienes dan cuenta de esto a la familia, no fue la PDI ni Carabineros, fue una tercera persona ….desde aquí comienza la violencia institucional y no para hasta hoy, a 3 años de su hallazgo”, sostienen.

¿QUIÉN TE MATÓ?

“A Nicole la matan y torturan muchas veces, incluso después de su muerte… La mata el macho misógino, la violenta el Estado y su indiferencia, su inoperancia, su burocracia, la torturan todas las veces que Fiscalía cita a la familia y las dejan plantadas, la torturan cada vez que el Estado promete hacer todo lo posible”, insisten con dolor sus cercano.

Y es que el caso no avanzaba y luego de tres meses sin un responsable las lesbofeministas y feministas se acercaron a la familia, sumadas a Silvana del Valle, abogada de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, quien se hizo cargo del caso, y comenzó el camino para obtener información.

En este sentido, aseguran que la Fiscalía de Limache, a cargo de Juan Emilio Gatica habría actuado con “lentitud y desidia por investigar y encontrar a los responsables y cómplices. A los dos años de impunidad, injusticia, violencia Institucional e indiferencia del Estado, María Bahamondes, prima de Nicole, y varias compañeras feministas se encadenaron a Fiscalía Nacional como estrategia radical. Recién con esta acción se obtuvo un cambio, pero sólo de Fiscal; asumió Ymay Ortiz de la Fiscalía de Quillota”.

Hasta hoy y sin respuestas se cuestionan por qué a tres años de lo ocurrido la investigación no avanza. “El caso de Nicole no es un hecho aislado, no olvidar a Mónica Briones, Susana Sanhueza, María Pía Castro asesinada en el mismo sector, estos crímenes marcan a Limache y sus alrededores (Quillota, San Felipe) como zonas rojas y de alta peligrosidad para mujeres, lesbianas, trans, intersex. El eco es para nosotras. El intento de homicidio frustrado de Carolina Torres, las violaciones correctivas, el bulling constante a las infancias disidentes son también ejemplos de visibilizar las violencias que vivimos”, agregan.

“LA ´LEY ZAMUDIO´ NO ES SUFICIENTE”

Con el paso de los meses, la familia y amigas de Nicole, además de las organizaciones que han apoyado el caso, reiteran que es necesario contar con un fiscal con dedicación exclusiva, y además piden una serie de medidas para aclarar lo ocurrido.

Nicole debió haber sido encontrada viva y por éstas Instituciones. (…) Exigimos la destitución del fiscal Juan Emilio Gatica Simpson por sus continuas negligencias y reiteradas violencias, quien consideró este caso como homicidio simple, omitiendo evidencias e invisibilizando los múltiples delitos cometidos contra Nicole”.

Asimismo, reiteraron su llamado al Fiscal Nacional Jorge Abbott , con el fin de que “comprenda que la corrupción generalizada de la institución que dirige y la falta de interés en la vida de mujeres, lesbianas, trans, travas y niñes no es invisible para nosotras, y actúe en consecuencia”.

Pero van más allá, y exigen que este tipo de asesinato sea considerado un crimen de odio por “lesbicidio”, y así se “reconozcan como figuras agravantes las violaciones correctivas, secuestros y torturas hacia identidades disidentes. Exigimos que este crimen sea un precedente para sentar jurisprudencia y que se establezcan recursos materiales y humanos reales para prevenir, investigar y aclarar estos crímenes- Porque la Ley Zamudio no es suficiente, no es específica para los crímenes de odio”, concluyeron.

Deja un comentario