Estudiantes montaron exposición con barbies golpeadas para recrear canciones machistas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Anemij Ariam Améstica 

Muñecas barbies amarradas, quemadas, golpeadas y violadas. Así representó un  grupo de estudiantes del colegio Antonio Berni de Pacheco en Argentina, el contenido de una serie de canciones populares. El montaje buscó mostrar la violencia contra las mujeres en las letras de artistas como Arjona, Maluma o Pimpinela, entre otros.  

Si bien, la muestra estaba incluida en un trabajo interno de la escuela sobre educación sexual integral, impactó a tal grado que se volvió viral en el país trasandino, siendo compartida miles de veces a través de las redes sociales. Y es que, la crudeza de los relatos y la disposición de las muñecas en las maquetas, hicieron recordar casos reales, consiguiendo el objetivo de convertirse en una verdadera protesta contra el abuso de género.

“TE AGARRO CON OTRO TE MATO”

“TE AGARRO CON OTRO TE MATO”

La muestra se inició con la canción “Te Agarro con Otro te Mato” de Cacho Castaña, donde la barbie fue rapada y pintada simulando sangre y quemaduras: “Si te agarro con otro te mato, te doy una paliza y después me escapo. Dicen que yo soy violento, pero no te olvides que no soy lento. Dicen que yo fui celoso, pero no te olvides que yo fui tramposo”, canta el argentino.

La reducción de la figura de la mujer se refleja en “Como la Tele”, del dúo Pimpinela, donde en el mismo fondo rosa se ve a una muñeca amarrada con el mensaje: “No Sirve”.  En la letra se describe la relación ideal de los intérpretes: “No hay quien entienda a las mujeres. Llevo años intentándolo. Tendrían que ser como la tele, que trae manual de explicación. Prenderlas a control remoto. Callarlas tocando un botón y si te fallan o hacen rayas, mandarlas a devolución”.

Ricardo Arjona fue otro de los “compositores” aludido. En esta oportunidad se recogieron los temas “Dime que No” y “Tú Reputación”, característicos por el abuso de las metáforas para caracterizar a su “musa” y criticar la forma en que decide abordar su sexualidad. 

Los contemporáneos también tuvieron su espacio, como fue el caso de Maluma y Romeo Santos. Así lo explicó a “El País”, Carolina de la Fuente, profesora que organizó la actividad.

“Es muy sorprendente la repercusión. Bienvenida sea porque abre muchas posibilidades de diálogo, pero también tiene un lado oscuro, porque la repercusión es proporcional a la gran necesidad de ser oídas”, dijo.

Con ello, explicó la fórmula que usaron para generar las maquetas, agregando que hicieron una revisión exhaustiva de la prensa y se documentaron con diferentes teorías sobre las representaciones sociales que puede generar la música y otro tipo de manifestaciones masivas.

“Empezamos a escuchar reggaetones y cumbia, que es la música que más escuchan, pero a las chicas les pareció que era tan literal que no íbamos a poder jugar con nada creativo. Abrimos el abanico y entró el bolero, Luis Miguel, Cacho Castaña, Arjona. Y estuvo muy bien, porque no sólo los pibes tienen que construirse y deconstruirse, también los padres y madres”, concluyó.

 

 

 

 

 

Deja un comentario