Mujeres carnavaleras se organizan para viajar a encuentro de feminismos ELLA 2018 en La Plata

Seis horas de baile desenfrenado prometió la Fiesta de Raggaeton Old School  que se desarrolló el jueves pasado en el Bar Playa de Valparaíso. El evento abierto para todo público fue organizado por un grupo de mujeres que buscan financiar su asistencia al encuentro latinoamericano de feminismos ELLA 2018 en La Plata, Argentina.

Según contó Constanza Bustamante, una de las organizadoras de la fiesta, la idea fue generar fondos y cruzar la cordillera junto a otras compañeras del mundo de los carnavales. Todo esto, basándose en la filosofía del encuentro que plantea a la fiesta como un método de activismo, donde “ ser feliz también es un acto revolucionario”.

“Somos mujeres que estamos dentro del mundo de la cultura y el carnaval, muralistas,  y miembros de comparsa. Se dice que el ser carnavalera es un estilo de vida, con formas de resignificar el cuerpo en el espacio, en la calle. Entonces, en ese sentido algunas somos gestoras culturales de temas ligados a este mundo”, explicó Bustamante.

ELLA 2018

Desde el 2014 que miles de mujeres se han reunido en diferentes países del continente, como Bolivia, Colombia y Brasil, para llevar adelante el encuentro ELLA, autodenominado como una “celebración de la diversidad”.

Y es que desde sus inicios el objetivo del espacio ha sido “empoderar a mujeres, lesbianas, trans, travestis, todas, por medio del intercambio de experiencias, la visibilización de las diversas luchas feministas y el fortalecimiento del tejido social”, señalan en las bases del congreso.

ORGANIZACIÓN

Tal ha sido la particularidad del encuentro, que incluso su programación se realiza de forma colaborativa, sumada a una campaña abierta, siendo discutida por la red que articula el evento.

Asimismo, también incluye el tradicional “mercadito”, una feria de trueques y venta de productos que según la organización del encuentro “se practica la economía colaborativa y solidaria” e incluye la creación de una moneda propia que se utilizará dentro de las jornadas.

En cuanto a las alternativas de alojamiento, ELLA, incluye un campamento “donde las prácticas son feministas, colectivas y colaborativas”.

Deja un comentario